El concepto de prevención funciona  tanto en el caso de niños con una alta carga genética de dermatitis atópica, en donde los especialistas recomiendan el uso temprano de cremas humectantes, como también cuando la DA ya se ha manifestado, con el objetivo de mejorar la barrera cutánea, espaciar los brotes, y  también  evitar que se genere la progresión de la “marcha atópica”.

La Crema Humectante

  • Es la base del tratamiento para los pacientes con dermatitis atópica
  • Aporta a la piel la humedad que perdió por la deficiencia de la barrera cutánea y ayuda a mantener su integridad
  • Contribuye a impermeabilizar la piel mejorando sus funciones
  • Ayuda, junto a otras medidas a espaciar los brotes
  • Puede prevenir o retardar la manifestación de la DA en niños con alta carga genética
  • Puede prevenir la progresión de la marcha atópica en un individuo con DA
  • La frecuencia de uso de la crema humectante es libre, aunque se recomienda que se utilice al menos una a tres veces por día y el momento ideal es luego del baño, ya que la humedad de la piel favorece la absorción de la crema.
  • Se deben colocar sobre piel sana, evitando las áreas lastimadas.

¿Qué crema utilizo?

Esta es una pregunta que todos nos realizamos muchas veces.   Su elección está basada normalmente en la efectividad (prueba-error, no a toda la misma crema nos resulta como queremos), la seguridad (estudiada y aprobada en pieles atópicas) y el costo/beneficio.  Existe una gran variedad de cremas específicas para la DA, con diferentes consistencias, componentes y presentaciones según nuestras necesidades y preferencias.  En general no suelen contener fragancias y deberían tener el menor número posible de conservantes. Nuestro dermatólogo será quien mejor nos asesore en cuanto a la elección de la crema correcta pero nuestra propia experiencia es lo que realmente definirá

Consistencias de las cremas:

  • Emulsión/Leche: son más livianas y fluidas, se esparcen con mayor facilidad. Absorben más rápido.
  • Crema: son más espesas y concentradas y cuentan con una mayor proporción de lípidos.
  • Bálsamo/ungüento : tienen mayor proporción de lípidos, por lo que su textura es más densa y grasosa
  • Barra: también poseen una gran cantidad de lípidos y su consistencia es compacta y se utilizan para áreas más reducidas.

Seguridad de las cremas

La ANMAT regula todos los productos que tienen incidencia en la salud humana, entre ellos, los cosméticos (las cremas, aunque para nosotros son parte del tratamiento, están incluidas dentro de este rubro). A la hora de adquirirlos hay que tomar conocimiento de su procedencia, punto de venta y calidad del producto.

Otro dato al que se debe prestar especial atención es la firma elaboradora del mismo, la que debe figurar en el rótulo del producto. En caso de que esto no suceda no se podrá garantizar si fueron formulados con ingredientes y bajo concentraciones permitidas de acuerdo a los lineamientos de la normativa vigente.

Fuente: ANMAT

Pautas de Prevención

  • Utilizar elementos de higiene específicos para la DA. Existen los denominados “Syndets”, que son detergentes sintéticos, también llamados “jabón sin jabón” que cuentan con un PH parecido al de la piel por lo que evita la alteración de la barrera cutánea. Suelen tener también propiedades emolientes y humectantes.  Si se opta por un jabón en pan, éste debe ser cremoso y con un PH ácido.
  • Realizar baños diarios cortos (5 a 10 minutos de duración) y con agua templada, secando la piel con golpes suaves y sin frotar.
  • Intentar identificar los factores desencadenantes o “gatillantes” de un brote y evitarlos. Éstos pueden tener que ver con:  productos de higiene no adecuados, ambientes muy calefaccionados, contacto con ciertos elementos como el látex, o algunos metales como el níquel, la transpiración, etc.
  • El estrés emocional también puede ser el desencadenante de un brote de DA. Se debe evitar los alimentos con alergia comprobada.
  • Es recomendable el uso de ropa de algodón, de colores claros, evitando el uso de fibras sintéticas como el nylon y la lana. Se recomienda quitar las etiquetas de la ropa y lavarla antes de utilizarla por primera vez.
  • Enjuagar bien la ropa para evitar que queden rastros de jabón. Evitar suavizantes y productos perfumados.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura o el sobreabrigo.
  • Mantener las uñas cortas

Información propiedad de ADAR. Derechos reservados


Descubre más información sobre dermatitis atópica en nuestro BLOG



Escríbenos para más información sobre la dermatitis atópica