La avena es un noble aliado para ayuda a tratar la piel con dermatitis atópica.

De acuerdo con estudios del Journal Drugs of Dermatology, el supercereal posee proteínas, avenantramidas, saponinas, propiedades antiinflamatorias y otros elementos que brindan humectación, limpieza y hasta regeneración a la piel.

Es decir, la avena tiene las siguientes propiedades:

  • Es emoliente. La avena hidrata tu piel y calma la picazón de los eccemas.
  • Protege tu piel. Las proteínas de la avena crean una barrera natural que la protege de contaminantes y otros residuos que están en contacto con la piel día a día.
  • Limpia la piel. Ayuda a limpiar los residuos que se acumulan en los poros, ayuda a eliminar células muertas e impurezas.
  • Mantiene el pH de la piel. Además de hidratar, calmar y limpiar la piel, mantiene su pH de forma natural gracias a las proteínas que contiene.

Esta combinación de cualidades hace de la avena un aliado para los pacientes con dermatitis atópica.

¿Cómo usar la avena en el día a día?

A través de la leche de avena, que puedes hacer fácilmente en tu casa, puedes extraer todas sus propiedades y, además, usarlo en varios aspectos de tu rutina diaria.

¿Cómo hacer leche de avena?

La leche de avena es una de las leches vegetales más populares. Se puede hacer de diversas formas, nosotros nos concentraremos en una receta de leche de avena para uso tópico.

El video no pertenece a ADAR. Se utiliza exclusivamente como método informativo. ADAR no tiene relación con el canal de YouTube autor del video, ni se responzabiliza por el contenido subido por el canal. Antes de de probar cualquier tratamiento siempre consulte con su especialista de confianza.

Ingredientes:

  • Agua
  • Avena
  • Aceite de oliva

Proporciones:

  • Mantén una relación 3/1 entre el agua y la avena, si usas una taza de avena, cuando la vayas a cocinar usa 3 tazas de agua. Si varias un poco las cantidades no pasa nada, solo quedará mas líquida o mas espesa. En esta receta, que es para uso tópico, buscaremos que quede más espesa.
  • De aceite solo usarás un chorrito.

Preparación:

  1. Remoja la avena por una hora aproximadamente, luego escurre y tira esa agua. Trata de comprar una avena orgánica, cuanto más natural, mejor.
  2. En una cacerola a baño maría agrega el agua, la avena, y tira un chorrito de aceite de oliva. Es importante que el calor este controlado, no debe hervir, mantener el fuego entre 80 a 90°. Para que la avena libere todos sus nutrientes es mejor calentarla sin que llegue a hervir, el aceite de oliva ayudará a extraer todas sus propiedades.
  3. Una vez que llegó a temperatura, revuelve por 20 minutos aproximadamente. Verás que enseguida empieza a formarse la leche y podrás regular la consistencia de la misma. Recuerda que cuando se enfríe se pondrá más cremosa. Si utilizas otro medio de cocción como un rechaud, donde la temperatura del agua es más controlada, la preparación te llevará más tiempo, hasta 1 hora aprox.
  4. Apaga el fuego y déjalo que entibie.
  5. Luego filtrar. Lo mejor es colar en un colador normal primero, luego pasarlo por un colador de tela, un paño de tela o incluso una media de nylon limpia para que el filtrado quede bien, y la leche sin impurezas.
  6. ¡Listo, tienes tu leche!

¿Cómo usar la leche de avena en tu piel con Dermatitis Atópica?

Ahora que tienes tu leche de avena ¿Cómo usarla? La manera más común y útil es a través de baños. Llena la bañera y tira una buena cantidad de leche de avena, recuéstate y relájate. La leche de avena te ayudará a aliviar la picazón de la Dermatitis Atópica.

Si no puedes relajarte en un baño, trata de incorporar la leche en un paño limpio y húmedo y aplícalo sobre la piel.

¿Quieres potenciar la leche? Agrega a la preparación final un poco de pulpa de aloe vera, procésalo y listo, leche super hidratante y nutritiva.

¿Cómo conservar la leche?

La leche que hiciste no tiene ningún conservante, por lo cual solo te durará un par de días en la heladera, lo mejor que puedes hacer para conservarlo es llenar las cubeteras con la leche y frezarla. Cuando quieras usarla, saca un par de cubitos y ¡listo!

La leche de avena es una potente preparación casera que te ayudará a aliviar la picazón de tus eccemas y podrás incorporarlo a tu vida diaria fácilmente.

Todos los derechos de la nota son reservados. Propiedad de ADAR Argentina.


Adararg

Asociación Civil de Dermatitis Atópica Argentina

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda?