Fotoprotección

  • 18-12-2019
Fotoproteccin

La dermatitis atópica, es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que se caracteriza por la piel muy seca (en lenguaje médico lo conocemos por xerosis).

Afecta, según las distintas estadísticas entre un 20 a un 30% de la población pediátrica, cifra que va disminuyendo con la edad de los pacientes, por eso vemos muchos más niños que adultos con dermatitis atópica.

Para que una persona tenga dermatitis atópica son varios los factores que influyen. Entender por qué se produce nos permitirá entender mejor porque hacemos cada tratamiento. La piel tiene una función de barrera que en los pacientes con dermatitis atópica esta alterado. Por un lado hay una franca disminución en la producción del factor humectante natural de la piel y sumado a esto un aumento en la pérdida transepidérmica de agua. Además estos pacientes tienen una disminución en los ácidos grasos y ceramidas y una alteración del pH de la piel. A esto, hay que agregarle que la piel sana produce algunas moléculas que nos defienden contra ciertas bacterias (péptidos antimicrobianos) y esto tampoco funciona bien en las pieles atópicas. Todo esto lleva a que la piel de los pacientes con dermatitis atópica sea mucho más seca y mucho más sensible a cualquier factor externo. Y por supuesto esto incluye el daño solar.

Si bien el efecto dañino del sol nos afecta todo el año, en verano, estamos expuestos a una mayor cantidad de rayos solares, por la posición del sol respecto de la tierra, y además porque al hacer calor hacemos más actividades al aires libre, y esto es mucho más importante aún en los niños.

La mayor exposición solar se produce en las 2 primeras décadas de vida, y esto será sumamente importante en el desarrollo del fotoenvejecimiento cutáneo y la formación de cáncer de piel, consecuencias directas de la fotoexposivión.

Los efectos nocivos  de la radiación solar  son acumulativos e irreversibles. Rapidamente podemos observar el eritema (cuando nos ponemos rojos) y luego el bronceado. Ambas son manifestaciones de que nuestra piel se está defendiendo del daño solar.

En los pacientes con dermatitis atópica, aunque el sol pueda ayudar a mejorar los brotes en algunos casos, los niños con dermatitis atópica deben protegerse del sol siempre.

Ahora que debemos hacer para protegernos del sol?

  1. Evitar la exposición solar especialmente entre las 11 y las 16 hs, aclarando que igual del sol debemos protegernos TODO el día
  2. Utilizar ropas para cubrirnos (por ejemplo acá podemos usar la ropa que viene con factor de protección  que es super práctica)
  3. Utilizar sombrero. Mejor si es de ala ancha o si cubre por ejemplo la nuca
  4. Usar gafas con protección solar (cuidemos también los ojos!!!)
  5. Protegerse también en días nublados.
  6. Elegir la sombra de la sombrilla, de un árbol, etc
  7. Utilizar fotoprotectores.

Hablemos de fotoprotectores. Pueden actuar de dos maneras:

  1. Los fotoprotectores químicos u orgánicos absorben la energía transportada por las radiaciones ultravioletas; suelen tener texturas muy agradables.
  2. Los fotoprotectores físicos, los inorgánicos o minerales actuan como una barrera física, absorbiendo y dispersando la radiación UV. Estos en su mayoría son cosméticamente menos lindos (esos que quedan muy blancos), pero son los ideales tanto para niños como para pacientes atópicos por que no suelen generar dermatitis por contacto.

En los pacientes con dermatitis atópica, es mejor poner protectores en crema ya que esto favorece que actúen además como emolientes. Existen en el mercado algunos específicos para dermatitis atópicas que tu dermatólogo te puede sugerir.

Recordemos que el fotoprotector, debe colocarse al menos 15 minutos antes de estar expuesto, debe renovarse cada 2 horas, luego de transpirar, o luego de secarse con la toalla. Con respecto a su resistencia al agua, los que son [resistentes al agua (water-resistant) resisten inmersiones de 40 minutos. Se define como impermeable (waterproof) cuando es efectivo hasta una inmersión de 80 minutos

Aclaración muy importante: no recomienda la aplicación de fotoprotectores en niños menores de 6 meses para evitar así hipotéticos problemas de toxicidad secundarios a la mayor absorción de la piel del neonato. Tampoco debe exponerse directamente al sol sin ropas protectoras, ya que tienen menor capacidad de producción de melanina y de sudoración. También se recomienda limitar la exposición solar en niños por debajo de los 3 años de edad.

Por ultimo no olvidemos que el sol, las piletas con cloro secan aún más la piel de los pacientes atópicos, por lo que debemos estar muy atentos al uso adecuado de emolientes.

Ahora si con toda esta información, creo que estamos listos para arrancar el verano!!!

Dra.Romina Plafnik
Médica Dermatóloga infantil del Hospital Churruca Visca y Hospital Santojanni
MN 107.901


Bibliografía:

  1. Actualización en fotoprotección infantil. Valdivielso-Ramos M, Herranz JM An Pediatr (Barc). 2010;72:282.e1–282.e9
  2. Sunscreens A Review of Health Benefits, Regulations, and Controversies Mancebo SE ,Judy BSA, Steven Q. Wang, Dermatol Clin 2014 32 427–438
  3. Consenso Nacional de Dermatitis Atópica 2013 Comité Nacional de Dermatología: Dra. Ana Giachetti, Dra. María Fernanda Greco, Dra. María Florencia Scacchi, Dra. Rosana Marina Flores, Dra. Carla Castro.